Difícil es saber que es mejor, quizás esta breve lectura le pueda dar una idea.

Las empresas configuran una parte fundamental de nuestra vida en sociedad, ellas dinamizan la economía, creando condiciones de bienestar para las personas. ¿Puedes imaginar un escenario en el que se aproveche el conocimiento de la Universidad para hacerlas más sustentables y eficientes?

Sin duda eso sería lo ideal; pero no parece ser así. ¿Has escuchado decir que los economistas estudian para hacer millonarios a los empresarios? ¿Parece lógico pensar que si alguien tiene el conocimiento para hacer dinero y cómo manejarlo debería ser rico? Como con otras carreras no es el caso de los economistas.

universidad empresa

Con mucha más frecuencia de la deseada puede verse como las universidades no están relacionadas con las necesidades de los pobladores que viven alrededor de ellas ¿Por qué sucede esto?  ¿Por qué trabajar en la investigación de la cura del Sida, si el principal problema del entorno local es la obesidad? Las respuestas pueden ser muy variadas; pero lo medular del asunto es que los esfuerzos no se conducen para resolver problemas prioritarios de cada sociedad, sino que obedecen a otros intereses que a veces tienen que ver con moda, premios, tendencias.

Las universidades tienen una línea de investigación por carreras y esas líneas son establecidas por las autoridades académicas, es decir, ellos son quienes establecen qué debe investigarse en función de la satisfacción de las prioridades; pero ¿Tendrá  Sevilla las mismas prioridades que Madrid? ¿Se dedicará el esfuerzo de investigación a resolver los problemas de la nación entera? Es una decisión de las autoridades de cada institución. No significa que se desatiendan problemas mundiales; pero ¿Quién paga los impuestos para que esa institución prospere? ¿Qué lugar le brinda hospedaje a esas instituciones? ¿Cuántas empresas que están alrededor necesitan innovaciones para brindar mejores productos?

Los bancos, los usuarios, la tecnología, la producción, todo necesita del innovación ¿Y de dónde va a salir? La conexión entre empresa y universidad debe ser más estrecha, ambas pueden nutrirse una de la otra y de hecho en el caso de Instituciones educativas de máximo nivel y de gran éxito en el mundo así sucede. Pero muchas veces el claustro universitario es muy rígido y no permite que esta relación haga la simbiosis debida para tener mejores resultados.

instituciones

Cuando se segmentan estas instituciones uno puede encontrarse con las que son meramente académicas, en donde todos los recursos se orientan básicamente para mejorar la actividad docente. La que es clásica, que es quizás la más conocida, en donde el interés máximo es la docencia y la investigación. También está la que se conecta con la sociedad en la cual se encuentra y apunta sus esfuerzos a la resolución de problemas de esa sociedad. Y por supuesto está la empresarial, los criterios de su manejo son enfocados desde la perspectiva del mundo empresarial  y es por eso que gestiona de manera eficaz su relación con su entorno. Finalmente, encontramos la emprendedora, que aunque muy parecida a la anterior, usa el conocimiento como recurso para potenciar el desarrollo socioeconómico de su entorno, atendiendo a los objetivos que de este se demanden.

Existen universidades que aportan alrededor de un 25 y 50% de los empresarios que surgen en sus regiones; por otro lado se puede observar como ciudades con bajo nivel de producción industrial y empresarial, en esos lugares las universidades no están conectadas con el sector de desarrollo del país o de la región, sino que apuntan más bien a lo meramente académico.